Leer antes de dormir te ayuda a descansar

Leer antes de dormir te ayuda a descansar

5.00 Promedio (97% Puntuación) - 3 Votos

La terapia de leer libros antes de acostarnos no es una terapia que se enseñe ni se recete de manera profesional, sin embargo, si consideramos que una terapia ayuda a sanar, y sabemos que la literatura es enormemente beneficiosa para el cerebro, podemos asegurar que una terapia con libros será efectiva para mejorar el descanso.

Durante el día, la prisa, los deberes y las obligaciones pueden tenernos muy ocupados, y entre tantas distracciones y diligencias que se deben realizar, lo único que tenemos en mente es el deseo de que llegue la noche para poder relajarnos y volver a recargar nuestras energías.

Lo que necesitamos es desconectarnos al llegar a casa y eso lo hacemos de manera automática, sin embargo, descuidamos muchos detalles que son los que pueden ayudarnos a edificarnos, como es el caso de la lectura nocturna.

En este sentido, una de las actividades con mayores beneficios para nuestro cuerpo es leer antes de ir a la cama. Puede parecer trivial, pero hay muchas personas que habitualmente leen algunas páginas de su libro antes de acostarse.

Frente a este hábito, varios estudios, incluido el realizado por Northern Illinois University, han demostrado que la lectura antes de acostarse conlleva beneficios reales para el cuerpo y la mente humana.

Los libros tienen el poder de sumergir al lector en universos fantásticos, alejándole del estrés y de los muchos compromisos que alimentan las preocupaciones cotidianas. Sumergirse en la lectura significa olvidar, por un momento determinado, todo lo que durante el día no te hace descansar: una disputa, ansiedad por el trabajo o un examen. Estas cosas se olvidan de repente, para abrirle lugar ala fantasía que nuestro libro nos quiere contar.

Por esta razón, leer algunas páginas de un libro antes de ir a dormir es una verdadera terapia para la salud. Los libros no solo nos hacen más felices, sino que nos ayudan a conciliar el sueño y nos guían a través de fantásticas aventuras.

Los beneficios de leer, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente, son muchos, y algunos son realmente especiales.

Es un hecho conocido que leer libros puede ampliar nuestro conocimiento, ayudando a mejorar la forma en la que nos expresamos en palabras y cómo vemos el mundo.

Según un estudio realizado por Northern Illinois University, las funciones cognitivas de aquellos que leen antes de ir a dormir son mejores que aquellos que no nutren regularmente su mente, lo que favorece el desarrollo del conocimiento general y léxico.

Además, el Instituto Nacional de Envejecimiento ha demostrado que los adultos que leen antes de acostarse conservan más fácilmente sus funciones mentales; de hecho, leer, al ser una actividad que estimula el cerebro, incluso ayudaría a prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Algunos académicos ingleses han tratado de prescribir la lectura de un libro a una serie de pacientes que padecen ansiedad o depresión. Se ha encontrado que, tanto en pacientes con niveles leves de depresión como en aquellos con niveles más altos, leer un libro antes de dormir ayuda a aliviar los síntomas típicos de estos padecimientos muy frecuentes. Incluso puede ayudar a evitar que sucedan.

Investigadores de la Universidad de Sussex han demostrado que media hora de lectura antes de irse a dormir ayuda a reducir el estrés acumulado durante el día.

En particular, leer un libro disminuye el nivel de cortisol en el cuerpo, conocido como la “hormona del estrés“. Para descansar bien, el nivel de cortisol debe ser bajo; por lo tanto, al ser una actividad relajante, la lectura puede regular la hormona del estrés para que se mantenga en un nivel más bajo, para así poder conciliar el sueño.

Según la National Sleep Foundation, es esencial establecer una serie de actividades, siempre iguales todas las noches, antes de acostarse. Ya sea que estés escuchando música o leyendo un libro, hacer uno de estos “ejercicios” todos los días, ayuda al cerebro a acostumbrarse a ciertos ritmos, lo que le permite recordar cuándo es hora de irse a dormir.

Cuando leemos un libro, la mente se relaja y se deja llevar a mundos distantes, desprovistos de esas ansiedades y preocupaciones que atormentan durante el día.

Aunque es puramente subjetivo y, por lo tanto, varía de persona a persona, es aconsejable leer un libro “relajante” antes de irse a dormir.

Por esta razón, se deben evitar los thrillers, los libros de terror o las historias de detectives. Este último, sobre todo, no te permitiría dormir pacíficamente, por esa sensación de suspenso que inmediatamente haría descubrir al culpable.

Las novelas históricas, anecdóticas o divertidas son ideales para conciliar el sueño en completa serenidad y tranquilidad. Una bella novela histórica, por ejemplo, tal vez centrada en el personaje que tanto nos ha intrigado entre los pupitres de la escuela, ayudará a nuestra mente a alejarse del estrés cotidiano y abandonarse a aventuras mágicas.

Incorpora la lectura a tus hábitos diarios antes de irte a dormir, y podrás notar grandes diferencias en poco tiempo.

Fuente: Mente asombrosa

5.00 Promedio (97% Puntuación) - 3 Votos
Sueños socavados

Sueños socavados

1.50 Promedio (49% Puntuación) - 2 Votos

( I )
Un desasosiego que me araña
galopa sin freno por mis venas,
desaforado en insolente faena
va vulnerando mis entrañas.
En fiebre esperando la mañana
ardo como leña seca y brava,
desconsuelo infértil que socava
los latidos que palpitan en tu cama
y nos dejan un revuelo de alarmas
en el corazón que arde con su lava.
( II )
Mustios como veneno inocente
los sueños languidecen en tu cama,
van mis pasos trastocados y sin calma
evadiendo el coletazo de la muerte.
Se amotinan los deseos de tenerte.
Y yo espeso con lastres en el alma
no concibo los versos sin su flama
ni al amor que despierta sin saberte.
Qué agonía vendrá con esta suerte
si malvivo la vida cuando faltas.
(III)
Se acuna la luna en los cristales
pasa el viento azotando las ventanas
los pasos se aceleran con las ganas
de saberte esperando en mis portales.
Soliloquio en mi pecho, de cardenales
que palpitan por la vida sin mañana,
van dolientes los cardos por las ramas
convocantes de la vida en los umbrales,
conjurando las sombras fantasmales
y despejando el sendero hasta tu cama.
(IV)
Clandestinas con deseos inconfesables,
van mis ansías desplegadas con tus alas,
vamos juntos escribiendo en los retales
y en los pliegues de una historia sin escala.
Nuestras pieles se renuevan en su savia.
Y te requiero siempre viva cual bengala
que alumbra al amor y escribe con el alba
porque sabe que mi pecho te reclama;
donde los sueños inéditos se inflaman
en los versos que arden con tu llama.

1.50 Promedio (49% Puntuación) - 2 Votos
Caprichos del calendario

Caprichos del calendario

5.00 Promedio (94% Puntuación) - 1 voto

Caprichoso este calendario que marca una maldita fecha , aún no entiendo por qué nuestra historia que se iba formando a pequeños pasos de golpe y porrazo se rompe para siempre, es muy complicado pasar un año sin ti , sin tú presencia…. Tengo aún una sensación de frío en mis labios de nuestro ultimo beso como si cuándo te lo di quería que te llevarás tanto amor vivido y del que nos quedó por vivir juntos, maldita mañana ,maldito aquel destino caprichoso o azar que corto el hilo de tu vida demasiado pronto, cómo quisiera compartir tantas lagrimas y sonrisas contigo , tú lo bueno lo hacias maravilloso y lo malo pasaba a menor plano por que simplemente estabas a mi lado, mi amor creo que este duelo por mucho que la gente quiera curar y pasar más amablemente no saben lo duro que es recomponer el puzzle cuando le falta la pieza esencial en mi vida eres tu.

Mi amor fuiste , eres y serás el amor de mi vida , hoy , mañana y siempre.

Te quiero.

5.00 Promedio (94% Puntuación) - 1 voto
Anhelos

Anhelos

2.00 Promedio (64% Puntuación) - 1 voto

Deshabitamos nuestro mundo interior, porque tenemos la certeza de que nuestra existencia, está fuera de él.
Nos asomamos por una ventana, que nos muestra una sociedad gastada e incómoda.
Dejamos que el viaje prosiga, en la incertidumbre de no saber fecha de caducidad.
Habitantes de un mundo proyectado en logros personales que nos satisfagan, y como no …que llenen nuestro depósito con dinero . Ese dios, que nos hace bailar al ritmo que marca.
Somos como máquinas construidas para manejar materia! Lo que vemos, tocamos, tenemos, es lo nos demuestra la subjetiva realidad …” Estamos vivos”.
Cómo ellas, estamos preparados para seguir rutinas, sin tiempo para objetivar, que es lo que hacemos en este planeta.
Quién sale del control de la congregación, es deshechado por defecto biológico….” No cumple las reglas”.
Pero a diferencia de ellas ,poseemos un interior donde los cables son suplidos, por una riqueza etérea, inconsistente, pero llena de misterios.
Es el viaje a nuestra esencia más pura! donde la realidad se desnuda. La mentira queda fuera de juego, y encontrarnos ,es un laberinto indulgente!
Es ahí, donde cada universo tiene su propia estrella, su luna. Es ahí, donde órbita lo que todos anhelamos….paz !

Carmen Escribano.

2.00 Promedio (64% Puntuación) - 1 voto
Palos de ciego

Palos de ciego

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

PALOS DE CIEGO
“Estoy triste porque nadie me regala un río”
Jaime Sabines.

Los motivos del insomne y su desvelo
son temores que recrudecen con el día.
Y se necesita una caricia de sosiego.

La vieja costumbre de alzar el vuelo
se ejercita ante la página vacía.
La vida sigue dando palos de ciego.

Estoy triste porque no tengo un río
limpio, y semejante a tu Guadalquivir.
La esperanza, insalvable en el hastío.

Los sueños que se mueren por vivir
refugiándose en la página y su estío,
vacío obseso que te busca en su latir.

Anclo en el remanso de tu vientre,
-préstamo del cielo para el futuro-
antes que el olvido me encuentre.

Sigo tus pasos como un perdido
entre aposentos vacíos y oscuros
que el tiempo ha dejado vencidos.

Y va mi huella buscando postigo,
que Dios nos ampare en lo duro;
estoy en deuda de amor, doliente.

Te dejo mi abrazo de abrigo
y un beso que saque de apuros
cuando la vida te enseñe los dientes.

Cuando la luna se duerma conmigo
y el sol me despierte naciente
veré la luz que nace en tu sino

Sin ser el ciego que vive silente.
Mi letra ha encontrado su delirio,
-que Dios nos ampare por siempre-

Y resguarda los apegos desvalidos
que la vida nos reserva sin pariente
en la esquina solitaria sin ausentes.

En la esperanza del proscrito revalido
la fe del regreso que firmo y juro.
con un canto que sea augurio de futuro.

Y acuse las dolencias del presente.
Yo me caso con la musa, y sin perjurio
acopio versos escritos en su vientre.

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos
A %d blogueros les gusta esto: