Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

¡¡¡New York!!!
La gran ciudad.
La ciudad de la excelencia.
La ciudad donde todo es a lo grande. Donde nunca se para de fabricar sueños. Un lugar donde crece la magia tras las esquinas de cualquier entramado de calles. Donde los edificios de cristal se alzan por encima del mismo hombre, en un claro reflejo que devuelve en miles de espejos, las voluntades soñadas por tantos miles que las hicieron posibles. En sus sueños de rozar el cielo se materializan las ideas, los proyectos, los esfuerzos, las ilusiones, los intentos, los retos y desafíos, de tantos que llegaron para convocado su sueño , hacerlo posible en esta ciudad que te atrapa e imanta con una fuerza superior a cualquiera de los propósitos preestablecidos.
New York, ciudad que reúne a 7 millones de personas y las que la visitan a diario, personas que hablan 80 lenguas distintas, con sus historias y vidas distintas, gentes de todos los lugares del mundo, conviviendo desde la búsqueda de la armonía , de la concordia, en una ciudad estructurada por generaciones de inmigrantes fortalecidos en la búsqueda de un objetivo común, ayudándose entre ellos para conseguir el fin … salir adelante… mejorar sus condiciones, sus vidas…
Hoy han pasado años desde su creación y NY sigue creciendo, sigue sorprendiendo, una ciudad en la que todo puede ser y suceder, donde la moda es arte, donde el arte se mezcla con la música, donde el cine crea moda y el teatro es el reflejo de la vida misma, donde la creatividad se sumerge bajo todos los cimientos de todas las edificaciones , dando fuerza y coherencia a las diferencias y esas mismas diferencias, avalan cada uno de los proyectos dándose consistencia y sostén unos a otros con mayor fuerza que el acero de sus estructuras… NY ciudad donde todos caben , donde todos pueden ser, donde nada ni nadie sobra, donde es bienvenida la ayuda y los otros puntos de vista, para desafiar a la imaginación lo mismo que a las alturas … para dar luz a la maquina de sueños que cada uno llevamos dentro.
Deslumbrante en la noche, la ciudad se impone con sus miles de luces en los edificios , en los carteles de neón de escaparates y carteles y cientos de bombillas se elevan para significar que ahí están cada una de esas personas que con su voluntad apostaron y creyeron dando una oportunidad, encendiendo su luz , la luz del uno más uno, la que envuelve con sus miles de brillos la noche sin igual, desbordándose entre las aristas de sus edificios, la magia y su espectacularidad, brindando por un sin fin de oportunidades más… La ciudad se rinde a tus pies con un juego perfecto de seducción, engalanada de glamour cada noche, difícil de no seguir , en la ciudad que nunca duerme, donde la diversidad es su máxima… el signo que la define y la distingue.
Nueva York una ciudad universitaria ocupando la misma calle, y haciéndola suya en un master diario, sin campus ni facultades, sino la VIDA MISMA que vive la noche tanto como el día…en un claro exponente cultural.
¡¡¡NEW YORK… NEW YORK¡¡¡