[Total:0    Promedio:0/5]

Al escuchar a sus alumnos decir que «leer es un rollo», esta profesora ideó una sutil estrategia para atraparlos en la lectura.

Introducir a niños y adolescentes en la lectura a veces resulta complicado. En una época en la que tienen diferentes estímulos, los libros parecen estar abocados al desinterés. Sin embargo, en las escuelas e institutos siguen buscando métodos para que la lectura sea una afición más.

Algunos maestros y profesores lo intentan y como la protagonista de esta historia, una profesora valenciana llamada Nay, buscan la técnica adecuada para atrapar a sus alumnos.

Para la profesora fue una cuestión no solo personal, sino una obligación. Entiende que cuando sus alumnos le dicen eso de que «leer es un rollo» ella tiene que buscar soluciones y hacerlo atractivo.

Así que decidió hacerlo de forma sutil. No con imposiciones ni recomendaciones directas, sino haciéndoles ver que podía ser atractivo. Así que decidió ponerse a ella como ejemplo, captar su atención y despertar su interés. Aparte de considerar la lectura «fascinante», entiende que su obligación como maestra es lograr que a sus alumnos les parezca interesante.

Por ejemplo; durante dos semanas llevaba el Kindle a clase y, cuando llegaban los alumnos les dice cosas como: «un segundo, termino esta página y empezamos la clase, que está muy interesante».
Una vez tenía atrapados a los alumnos en esa incógnita, buscó lo que les podía agradar. No buscaba leer por leer, ni imponer ciertos libros, sino hacer que ellos se sientan partícipes y en base a eso hablar de anécdotas de estos libros.

Publicó la idea en twitter. El hilo se hizo viral. En las redes sociales se ha aplaudido el resultado final: muchos alumnos le pidieron libros adaptados a sus gustos. Incluso una madre le ha dicho que su hijo no para de pedir un ebook como el que ella lleva a clase.

Fuente El Periódico

 

 

 

 

Avatar
Quisiera presentarme, mi nombre es María Teresa Mateo, nací en Sabadell provincia de Barcelona allá por octubre de 1960, por lo tanto soy de signo Libra, dicen que el símbolo del equilibrio, dejémoslo ahí. Soy catalana hija de andaluces, de Córdoba concretamente. Nunca destaqué en ningún deporte, ni fui brillante en mis estudios, aunque en mi defensa debo decir, que creo ser la única criatura en el mundo, que hace pellas en clase para irse a leer a la biblioteca. Acabé mis estudios sin pena ni gloria, empecé a trabajar en el negocio familiar y nunca dejé de leer, ni un solo día, la lectura fue (y sigue siendo) mi pasión, hasta que empecé a escribir; Y empecé por casualidad, todo el mundo me incitaba a la locura, yo creí estar más cuerda que ellos, hasta que ganaron la batalla. Aparte de escribir y leer, hago otras cosas: Tengo un negocio de perfumería y estética, estoy casada, y tengo dos hijos.
A %d blogueros les gusta esto: