Último final

Último final

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

El barro se unió al viento mágico del este.
Nunca el precipicio había sido tan profundo.
La calma no impuso sus bases.
Fueron momentos de impetuoso caos.
La esperanza que el viento barrió,
se convirtió en esperada pródiga.
Los cielos se vistieron negros, con espesa cobertura.
Aguas de torbulencias inesperadas,
fueron comiéndose el espacio.
La desesperación mantenía sin saberlo, la fuerza ante la adversidad.
Árboles desnudos daban una imagen caótica, ante quiénes aún observaban.
Montañas destruidas por el abrazo de rayos atacando a traición.
Solo el llanto de un niño,
daba un poco de humanidad ante semejante catástrofe.

Carmen Escribano.

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos
PUREZA

PUREZA

4.00 Promedio (84% Puntuación) - 1 voto

AHORA QUE EL MUNDO DESAPARECE,

EL MISMO CIELO PACIENTE,

ESCULPE  MILES DE SUEÑOS PARA AFRONTARLOS,

AL RITMO ROCKERO DE  INSPIRADOS VERSOS REBELDES

 

SÁCALE  LA LENGUA Y LA SABIDURIA A LA FILOSOFÍA,

QUE TE GOBIERNA LOS DESIGNIOS Y LA VOLUNTAD,

EL NERVIO POÉTICO ES EL ALIMENTO Y EL OXIGENO,

PARA MOLDEAR A LAS CREACIONES QUE TE FORTALECEN

 

¡- ERES EL MONSTRUO QUE SE DEVORA,

EN CADA AMANECER, PARA RENACER MEJOR-!

 

¡- ERES LO QUE QUIERAS SER,

LA MUJER SOÑADA O LA MUSA PREDILECTA,

O LA CANCIÓN QUE COMPONE ESTE LOCO POETA-!

 

“LA LUZ QUE CRISTALIZA EN EL AGUA,

DONDE TE BAÑASTE POR PRIMERA VEZ,

Y QUE SIGUES BUSCANDO EN OTRO ROSTRO,

PARA VOLVERTE A ILUMINAR DE SENSIBILIDAD Y DE PAZ” .

4.00 Promedio (84% Puntuación) - 1 voto
City

City

4.50 Promedio (89% Puntuación) - 2 Votos

City

Esta ciudad,
podría ser una noche,
osamenta de árbol
obligada al olvido.
Ser jauría,
perros erectos en la tristeza,
caídos detrás del alma.

Hoy, es la última duda,
un puñado de juguetes en agonía,
luces desmemoriadas
donde los pájaros se inmolan.

Podría ser un bosque de vértigo en los labios,
la insurrección de las manos,
el conjuro de minotauros dormidos.
Ayer, fue sólo lluvia
sobre despedida y escombros.

Cualquier edificio es
una contradicción del tiempo.

Esta ciudad,
que cruzo siempre inconsciente,
sólo es un destello inhabitable.

Jueves, 15 de noviembre, 2018.
San José.

Città

Questa città Potrebbe essere una notte, scheletro dell’albero obbligato all’oblio. Sii un pacco, i cani eretti nella tristezza, caduto dietro l’anima. Oggi è l’ultimo dubbio, una manciata di giocattoli in agonia, luci smemorate dove gli uccelli si immolano. Potrebbe essere una foresta di vertigini sulle labbra, l’insurrezione delle mani, l’incantesimo dei minotauri addormentati. Ieri era solo pioggia su addio e detriti. Qualsiasi edificio è una contraddizione del tempo. Questa città che attraverso sempre l’inconscio, è solo un flash inabitabile. Giovedì 15 novembre 2018 San José.

4.50 Promedio (89% Puntuación) - 2 Votos
Misterio

Misterio

4.50 Promedio (89% Puntuación) - 2 Votos

El misterio definitivo: un cuerpo

de mujer abierto al tacto,

a los sentidos fundidos

en un solo fulgor,

que aniquila la desesperación.

 

El tiempo viene a detenerse

en los bordes de tu piel.

 

La luz que retrocede

me arroja muy lejos

dentro de colina tras colina

de paz luminosa

 

Allí permaneciera.

 

La jubilosa blancura

es mía, nuestra.

 

Pero el misterio

persiste.

Lo hemos atravesado

sin tocar su centro

4.50 Promedio (89% Puntuación) - 2 Votos
SOLO TÚ

SOLO TÚ

4.00 Promedio (84% Puntuación) - 1 voto

Tu pecho, mi refugio

Tus labios, mi casa.

Tu risa, mi salvavidas.

Sólo TÚ

Tus brazos, mi templo.

Tus ojos, mi espejo.

Tus piernas, mi camino.

Sólo TÚ

 

4.00 Promedio (84% Puntuación) - 1 voto
De soles, lunas, amaneceres y crepúsculo

De soles, lunas, amaneceres y crepúsculo

4.50 Promedio (89% Puntuación) - 2 Votos
 

 

Amé como muchos y lloré como tantos
las espinas clavadas en la carne.
Recé a los vientos y a las tempestades
una calma pasajera,
un buen puerto con un piano,
un oasis perfecto…

Pero como en cualquier desierto
la arena quema y desgarra,
la sal escuece las heridas,
y el alma se curte en cicatrices.

No lamento mi destino
de gato sobre el tejado,
no huyo bajo la lluvia
las canciones de lamentos.

Que soy ya viejo
poeta desdentado,
gris por no decir negro,
de raídas telas viejas
y botas desvencijadas
por piedras repetidas.

El camino torcido
que elegí caminando,
no fue tan malo
ahora ya que desde el final lo miro.
Con esta mirada ya aprendida
del que miró siempre sin querer ver.

Y ¿Qué es la vida de un pasajero,
en este tren de lo infinito?
¿Acaso importa tanto un destino?
De reyes y reinas con su orgullo vencido,
vagabundos y damas valientes con su piel ya ajada,
éste vagón va lleno
y este poeta lo escribe
con palabras gastadas y escritas.

Y nada es nuevo y nada es viejo,
lo decente puede ser indecente,
y lo digno, como puede lo digno nadar en el barro…
Y el orgullo, éste siempre muere en su altanería.

De soles, lunas, amaneceres y crepúsculos,
han vestido los días
que hacía mi han venido.
Y ahora sólo quiero
la misericordia de los cielos,
porque el amargor de esta boca
ya no tiene saliva que lo apiade.

Y soy en la cuenta
que sólo la palabra vuela
hasta donde nace el niño,
y sólo ella despide al muerto.

Fran Rubio Varela © derechos registrados. Octubre 2018.

imagen de A. T.

4.50 Promedio (89% Puntuación) - 2 Votos
A %d blogueros les gusta esto: