4.75 Promedio (93% Puntuación) - 4 Votos

El cielo truena por la carga que lo resquebraja,
con pecados imposibles de soportar, llora.
Las nubes como estanques insondables
se desfondan rumbo al suelo ávido.
Y en algún lugar del mismo cielo, Don Miguel,
como acicate del Dios que habita delante de él;
-porque él nunca podrá ocupar su diestra-
le muerde la nuca para que no duerma,
le apura el agua que requiere el suelo,
sabe que solo así tendrán aguas las milpas.
Y por lo tanto, maíz la boca de los marginados,
en la tortilla que es nuestra hostia de cada día.
No te olvides padre, de tu lucha por los olvidados.
Los rayos se asoman al cristal de las ventanas,
como fantasmas luminosos vienen por el sueño
que hace un rato los está esperando inquieto,
arengan al insomne que habita desencontrado
en el purgatorio lúdico de la tinta y las tientas.
Él, que era sabio en los ciclos de la tierra
nos ha instruido en los vértigos del subsuelo
para que perviva la letra proscrita de su huella
que se ha derramado con mi pata de perro,
serena y humilde, por todas sus parcelas.

Heredero anónimo de la herencia anímica de los Migueles (Cervantes, Unamuno, Hernández y Ahumada), aunque éste último era campesino resultó ser un padre sabio y mi "Arcángel" de la guarda. Precoz en el arte de salir adelante, aprendí a capotear temporales y empecé a trabajar a los 8 años, en múltiples tareas locales: Pastor, lustrador de zapatos, pizcador de algodón y un largo etcétera. A los 11 años ya era económicamente avieso, "autosuficiente", o al menos eso creía. Soy inmigrante en mi propio país, residente desde los 15 años en tierras lejanas a las que me vieron nacer y, en vez de “rayo”, tengo una "estrella que no cesa", casada conmigo, 3 hijos que son mi mayor orgullo. Benedittiano químicamente impuro, por Mario; quién más. Ingeniero Civil, con 3 especialidades de postgrado, en distintas disciplinas correlacionadas por diseño propio a mi profesión; amo la arquitectura, soy constructor por necesidad, convicción y por terco. Las letras son mi pasión, desayuno y ceno proyectos, de comida tomo agradecido todo lo que Dios pone en mi mesa, soy de carnes magras y huesos malagradecidos, Insomne antes que "soñador" y arreglo "mi" mundo un día sí y, el otro también. Autor de 5 libros de poesía, y una novela inédita, actualmente diseñador de Modelos de Gestión en Políticas Públicas, Asesor de gobiernos locales, con logros nacionales e internacionales, aporte aprendiz de los Derechos Humanos aún zurdos. Admirador incondicional de todos los que hacen y construyen con su letra, amante de la poesía musicalizada, pienso en verso y la rima me gobierna. Amigo dispuesto y solidario a carta cabal y eterna.

Últimos post porRuben Ahumada (Ver todos)

4.75 Promedio (93% Puntuación) - 4 Votos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.