Epitafio

23.09.2017 0

Olía a tierra mojada, a simiente que esparce el viento, pero sabía a yegua desbocada, a amaneceres sedientos de amor y de ganas. Tuve suerte.…