Una grieta, simple hendidura en la madera, absurdamente digna en una superficie barnizada, sostiene mi mirada y me invita a desaparecer, me desafía, me traga…

¡Ay de las charlas de bares, tascas o casinos! Discursos imprescindibles entre tertulianos sedientos de alcohol o café compartiendo risas, broncas y confidencias bajo el…