Mañanas de pasos huecos…

Y no es que ya no supiera llorar, pero ya sabía lo que cada lágrima dolía, y no es que ya no...

Lee mas