A destiempo

A destiempo

Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

“La herida vuelve a sangrar, y una vez más grito de dolor. Reniego contra la vida, por haberte conocido a destiempo. ¡Ah, si tan solo pudiéramos volver a nacer! ¡Si apenas fuera un maldito sueño, una pesadilla! ¿De qué sirve llorarte vez tras vez?
No somos más que un buen cliché, tú el hombre con un compromiso y yo el escritor gay, que sueña con un final feliz…

Hoy me emborracho, y celebro mi derrota. A destiempo, llegué a amarte, y resuena en mi cabeza esa frase. A destiempo, y te habría amado por siempre.”

Juramento de amor

Juramento de amor

Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

“Me dijo: – He de amarte todos los días de mi vida y en los que más tristes te vea, te recordaré lo mucho que te quiero.

Respondí: – Yo te amaré hasta en esos días en los que tengas ganas de matarme, y cuando te acerques a mí con los ojos inyectados en sangre, te robaré un beso, dos, tres, los que sean necesarios para que entre ambos reine la calma, esa paz, que apenas tú consigues darme.
Se acercó, me plantó un beso. Y en ese juramento de amor, sellamos nuestro futuro.

Han pasado treinta años, y le sigo amando como aquel día.”

No me esperes

No me esperes

Clica para calificar esta entrada!
[Total: 2 Promedio: 4]

El pasado vuelve, y se hace presente. Ya no duele, no molesta.
No quiero que sufras. No te condenes a mí. No te encadenes a lo que ya no podrá ser. Es cierto, te amé, muchísimo, y hoy te deseo lo mejor, que aparezca en tu vida, el hombre que te pueda contener, y brindarte todo lo que tú mereces. No me esperes porque ya encontré a alguien que me hace feliz, que ha estado cuando más he necesitado, y que me hace la vida más fácil.

No te niego que hubo algún tiempo en que te extrañé, y pensé mucho en lo nuestro. Al día de hoy, ya no siento nada, apenas agradezco a Dios que hayas pasado por mi vida. Sé feliz, sin esperarme porque no he de llegar a tu encuentro.

Argumento
2
Creatividad y originalidad
2
Vocabulario
2
Corrección
2
Impacto o emoción
2
Juicio global
2
Promedio
  yasr-loader

¡Hola, desconocido!

¡Hola, desconocido!

Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Me colé por la ventana, le dejé un ramo de rosas rojas sobre su cama, y la tarjeta con mis iniciales. Bajé las escaleras y desde atrás de un árbol me quedé contemplando su sonrisa, al tomar en sus manos el regalo, leyó mi dedicatoria y llevó una de las flores a sus narinas. La vi emocionarse. Tomó su teléfono y me escribió:

“¡Hola desconocido, muchas gracias por el detalle, son hermosas!
¡Entra que hace frío y celebremos nuestro aniversario como se debe!”

El mismo latido

El mismo latido

Clica para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 5]

-Mírales sonreír…

Se dicen todo sin apenas mover los labios. No lo saben pero dentro de algunos años, el corazón de uno va a latir al compás del otro. Ella, con sus pequeñas manitos, atrapa las suyas.

Él le conversa, en un lenguaje que ambos entienden. Y entre carcajadas, y caricias inocentes, asumen una complicidad tal que será el arma más fuerte que los volverá a unir en el futuro.
Fueron apenas unos días juntos, los suficientes para que luego de veinte años, una tarde primaveral, la vida les regale el reencuentro, y tanto Mia como Noah, entenderán que se pertenecen el uno al otro.

A %d blogueros les gusta esto: