Hermanas

Hermanas

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Ya desde la cuna, le tenían asignada para él. Un acuerdo entre los padres así lo decidió, su opinión no serviría para nada llegado el momento.
Mientras se hacía mayor,no se daba cuenta de la trascendencia de la situación e incluso se le antojaba graciosa. El no saber quién sería su futuro esposo la llevaba a imaginárselo. Joven, guapo, caballeroso…no se paró a pensar que fuera viejo y feo. Ella soñaba despierta. Su padre no le haría eso en ningún caso. Era su ojito derecho no cómo su hermana, era envidiosa y fría. No se conformaba con ser bonita, lo quería todo, lo suyo y lo de Alba.
Desde que nació ya la envidiaba, ocupó su lugar, ya no era la biña de la casa, su dulzura se volvió en su contra y su buen corazón se endureció.
Flor no sabía cómo deshacerse de su hermana y así desposarse con el joven Brayan, Alba era el único impedimento para ello.
Un día jugaban al corre que te pillo por la gran mansión, a ella ese juego no le gustaba, no era de señoritas, sin embargo a Alba le encantaba,el corretear por la casa le daba libertad. Un lazo de su enagua se soltó sin darse cuenta y lo llevaba arrastrándolo por todo el suelo. Flor se dio cuenra de ese detalke y la incitó a correr hasta la escalinata.
—¡Corre, corre que te pillo!—le gritaba.
—¡A que no, corro más que tu! ¿No lo ves?—respondía jocosa.
—Alba no re arrimes a la escalera, ¡padre dice que es peligroso!—gritaba para llamar la atención de su padre y progenitor. Vio la ocasión para pisarlo.
—¡Corre,corre quevte pillo!—No le faltó hacer nada más, Alba perdió el equilibrio cuando el lazo se tensó y cayó rodando escaleras abajo. —¡Alba, noooooo,padre! Nadie podría acusarla de matar a su hermana, fue un desafortunado accidente.Ya tenía el camino libre para casarse,lo que no sabía era que su destino también estaba escrito…

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos
La carta

La carta

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Querido Gabriel: espero que cuando leas esto te encuentres al menos mejor de cómo yo te dejé cuando me fui. Quisiste apartarme de tu vida de todas las maneras posibles y esta vez lo conseguiste. Era lo que querías y así actué, hice lo que me pediste aun sin yo quererlo. Querías que fuera feliz, la verdad es que no lo consigo. Feliz fui contigo a pesar de las circunstancias, de los conciertos, las giras… Sé que me querías por encima de todo e hiciste lo que hiciste por mí. ¿Pensaste alguna vez cuál era mi opinión? ¿Se te ocurrió preguntarme qué era lo que yo quería?
Volví a España, pero me faltaba tu risa, tus caricias, tu música, en definitiva, me faltabas tú. Creí morir de veras en el mismo momento que se paró tu corazón, fueron los instantes más horribles de mi vida, no podías alejarme de ti de aquella forma, sufriendo tú y haciéndome sufrir a mí.
Fuimos felices a nuestra forma, quisiste hacerme feliz y yo sólo quería estar contigo pero no fue suficiente, el amor que nos teníamos no bastó. Cuando salgas del lugar donde te encuentras si tienes la fuerza de voluntad que yo sé que todavía tienes, y si aún te queda un poco de ese amor hacia a mí, lucha, lucha contra esa adicción que te consume, que te arrastra y cuando estés preparado, vuelve a por mí, sabrás donde encontrarme porque allí te esperaré en el mismo lugar donde te vi por primera vez, y si sigues creyendo en ti y en mí, lo volveremos a intentar una y mil veces, pero eso es un camino que tendrás que recorrer tu sólo. Yo siempre estaré para ti porque tú eres mi vida, mi todo. Quiero volver a verte acariciando tu guitarra y haciéndola sonar como un suave susurro únicamente para mí. Quiero que podamos hacer realidad nuestros sueños, pero siempre juntos.
Querido Gabriel, te esperaré todos y cada uno de los días viendo el amanecer, un día cualquiera llegarás y te sentarás a mi lado y me abrazaras como siempre lo has hecho, y no habrá preguntas, ni reproches, solos tú y yo y el comienzo de algo nuevo. Vive por ti primero y por mí después, porque ninguno de los dos será feliz sin el otro.
Te esperaré toda la eternidad si hace falta, te querré siempre.

SILVIA.

(Inspirado en Encontrando a Silvia, de Elisabeth Benavent.)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos
Bajo la sombra de la bestia.

Bajo la sombra de la bestia.

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

La noche se les echó encima sin darse cuenta casi,la luna en lo alto les guiaba con su tenue luz. Una fina niebla se habría paso como el suave caer del telón al acabar la función.
Nadie les obligó a ir, eran unos temerarios. Sólo se oían sus fuertes pisadas, el silencio, era ensordecedor.
Armador con sus puñales y espadas, recorrían aquel inhóspito lugar; nadie en su sano juicio iría sino era para morir. Las últimas desapariciones les obligaron a actuar sin demora, no podían consentir que ninguna otra mujer de su aldea desapareciera.
Contaba una vieja leyenda, que cada año desaparecían cinco mujeres en edades casaderas, una terrorífica bestia salía de su cueva hacia el pueblo y se las llevaba. Una vez desaparecían ni rastro de ellas. Quienes decían haberla visto, contaban que vestía viejas vestiduras y un gran sombrero. Era tan altocomo sus chozas de largas patas y afikadas garras. Sólo una anciana había llegado a verle los ojos, vacíos y tristes contó que eran. Unos ojos que guardaban un gran secreto, ¿pero cuál era?
Cansados de aquella situación los más valerosos hombres del pueblo se aventuraron a descubrir que era lo que guardaba dicha leyenda adentrándose en el bosque. Era la noche víspera de difuntos,el silencio sólo roto por sus respiraciones les llevaba a mirar a ambos lados, que fueran valientes no quería decir que no tuvieran miedo, no sabían a qué clase de criatura se enfrentaban. El alarido que escucharon hizo que pararan de golpe casi chocándose entre ellos.Sus cuerpos temblaban obligándolos a castañear los dientes y a sudar a pesar del frío. Un zumbido y el silbido azuzando las ramas de los árboles los estaban descontrolando. De pronto uno de ellos faltaba, después otro y así hasta quedar uno sólo.
El cielo emoezaba a teñirse de rojo sangre,¿qué era lo que sucedía?

Desafío Espeluznante (El gato negro)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos
A %d blogueros les gusta esto: