Es la noche

Es la noche

4.00 Promedio (160% Puntuación) - 2 Votos

Es la noche que despliega su oscuro manto

son las sombras creando alegorías fantasmas.

Es la garúa tintineando una rondinela

son las gotas levantando el petricor que me embelesa.

 

Es la falena nefelibata suicidándose en la flama

de la vela aromática que reposa en la mesa de noche.

Es mi deseo recorriendo tu piel sin tocarte

mientras me sonríes seductoramente desde la cama.

 

Es el grillo empezando con su desvelada sonata

son las cuerdas de tu violín respondiendo su serenata.

Es una noche de arpegios encantados, garúa y dulces aromas

son tus ojos que desnudan mi alma y me enamoran.

4.00 Promedio (160% Puntuación) - 2 Votos
Antros Turbios

Antros Turbios

4.00 Promedio (80% Puntuación) - 1 voto

Cuando la noche se arrastra
Y los antros se descubren,
Es ahí que quiero matarte.
Bajo una posesión malsana
Y un deseo turbio,
Sé que tú estarás ahí.
Introduciendo tu vida
En la noche.
Abandonando tu alma
En los antros.
Mientras te dedico un verso,
Tú bailas.
Mientras te huelo en mi almohada,
Tú bebes Whisky.
Mientras escribo tu nombre,
Tú ríes con el cortejo
De los seres.
Seres que te adornan
Una sola noche.
Antros que te cobijan
Solo hasta el amanecer.
Y es ese amanecer,
Quien se encarga siempre
De devolverte a mí.
Abro mi puerta de mala gana
Y me recibe tu sonrisa,
Junto a una disculpa.
Y es ahí que quiero matarte.

4.00 Promedio (80% Puntuación) - 1 voto
¿Cuánto leemos los españoles?

¿Cuánto leemos los españoles?

5.00 Promedio (200% Puntuación) - 2 Votos

Hay muchas leyendas urbanas sobre los hábitos de lectura de los españoles, se pueden leer en redes sociales, escuchar en conversaciones sobre literatura e incluso entre los que nos dedicamos al oficio de escribir ¿Quién no ha oído alguna vez frases como estas?

«Los niños ya no leen.»

«Las mujeres leen más que los hombres.»

«En España ya casi no se lee.»

«Con el libro digital, ya solo los nostálgicos leen en papel.»

«El libro digital está acabando con las librerías.»

¿Es cierto que los españoles no leemos?

El 66% de los españoles lee libros,  lo que supone aproximadamente 28 millones de lectores, de los cuales el 92% lee por entretenimiento, por placer.

En contra de la creencia popular de que los jóvenes no leen, los jóvenes son los que más leen: el 86,4%de las personas entre 14 y 24 años leen libros; en cambio, sólo el 45% de los mayores de 65%.

Hay más mujeres lectoras (64,9% frente al 54,4% de los hombres), aunque no es tan significativo como a veces oímos decir. Los hombres, en cambio, leen más prensa.

¿Qué media de libros leemos al año?

Los lectores españoles leemos de media 13 libros al año. El lugar donde más se lee por entretenimiento es en Madrid, seguido de Navarra, País Vasco y La Rioja, Las comunidades donde menos se lee: Andalucía, Canarias, Extremadura y Castilla la Mancha.

¿En qué formato nos gusta más leer?

El 25% de los libros leídos en el último año fueron en soporte digital, el 80%de ellos de forma gratuita.

El 60%de los lectores adquieren sus libros, mediante compra o los reciben como regalo. El 40% son prestados por amigos o bibliotecas o descargas gratuitas.

A pesar de la creencia popular,solo el 13% de los libros se venden por internet y aunque es el canal que más crece, es una cifra que sorprende.

El lugar preferido para leer es en nuestra casa  y  solo el 15,6% en el transporte público aunque esta cifra se dobla en Madrid y Barcelona que es donde el uso del transporte público es masivo y diario.

Qué se lee en España

El 63% de los libros de entretenimiento que compramos son novelas adultas y el 8% infantil y juvenil.

Solo el 2,5% de los lectores usan audiolibros y el 1,1% de forma habitual.

Un 16,3% de los hogares tienen menos de 20 libros, un 46,3% tiene entre 20 y 100 libros y  un 37,4% tiene más de 100 libros en el hogar.

Estos datos provienen de la Federación de Editores que realiza y publica, estudios bianuales sobre los hábitos de lectura en España: el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2018. Están disponibles en su página web.

5.00 Promedio (200% Puntuación) - 2 Votos
La noche roja .

La noche roja .

2.25 Promedio (180% Puntuación) - 4 Votos

La noche se viste de reina, para recibir a la muerte envuelta en balas de plata .

Es un descenso lento y agónico, hasta llegar al infierno.
Es el premio de quienes lo esperan .

Los encuentros no son fortuitos . Buscados insaciables,
se hacen desear .

Se levanta un suave viento, que no casa con lo acontecido.

Escenario de un rojo brillante, que lava conciencias dormidas, doloridas.

El brillo en la oscuridad, el silbido en el silencio, son anunciantes de que todo ha terminado.

Carmen Escribano.

2.25 Promedio (180% Puntuación) - 4 Votos
Tradición familiar

Tradición familiar

4.00 Promedio (80% Puntuación) - 1 voto

No tenía tiempo para lidiar con la etapa rebelde de su hijo adolescente, reconocía que había sido un mal padre ya que su profesión de piloto comercial le privaba de compartir en familia y fue la causa principal de su divorcio, sin obviar la atracción que sentían por él las azafatas. En su deseo de que se continuara con la tradición familiar de pilotos de guerra y comerciales, creyó buena la idea sugerida por un colega de llevarlo a un psicólogo con muy buenos resultados en terapia de hipnosis. A la semana de la iniciativa, recibe un whatsapp de su ex esposa notificándole que su hijo había saltado de la azotea del edificio. Dudó de la veracidad de la nota al leer que había planeado unos minutos antes de dejar la vida en el aterrizaje en el pavimento.

4.00 Promedio (80% Puntuación) - 1 voto
El Faro de los lamentos

El Faro de los lamentos

5.00 Promedio (100% Puntuación) - 1 voto

En el confín de los lamentos…al final, en donde se encuentra el faro aquel…¡aquel! que se mese con el viento.
El de la luz amarillenta, tenue y fría…pálida
ya sin vida
El que no sabe lo que alumbra porque ya ni ganas tiene,
el faro aquel que parece llorar cabizbajo…porque hasta doblado esta.
triste esta.
El que una vez, hace tiempo, nos daba la luz mas hermosa
eso pensaba…en ese tiempo.
Debajo del que nos acurrucamos en las noches, aquellas noches de caricias, besos.
de amor.
Debajo de aquel faro donde me esperabas sentada, en el banco que ya no esta.
Sin avisar desapareció…como nuestro amor
desapareció.
En aquellos tiempos; el faro, el banco y tu era lo que mas esperaba yo, al final del día.
El faro erguido iluminándonos, el banco fuerte sosteniéndonos… y a nuestro amor…
que ya murió.
Como el banco desapareció, como el faro se doblo…se extinguió, como la luz palideció…
murió y en el confín de los lamentos
lloro yo.

5.00 Promedio (100% Puntuación) - 1 voto
A %d blogueros les gusta esto: