Hubo un momento…

en el que me hubiera gustado ser océano

para bañar tu cuerpo.
Sol para calentarlo,
lluvia para deslizarme por él
y luna para reflejarlo…
Viento para acariciarlo,
olas de mar para atraparte
y poderte amar,
y en mis aguas naufragar
y mi amor te salvará.
Te llevaré a mis orillas
y me regalarás una sonrisa,
una mirada azul como el mar…
Y querrás regresar,
porque nunca sentiste
que alguien así te pudiera amar…
Y mi voz como canto de sirena

te susurrará..
tus oídos no se alteran

porque de mis labios escuchaste decir…
Que te quiero para mí…

Sólo entonces un rastro dejé en tus labios

y es…el sabor a mí
y tú dejaste en mí…
el sabor de la espuma del maR