Es un cauce la vida que no vierte

Sus rumores en mares de regazo;

                                                                                  Cada río tiene

                                                           Su curso natural. Como la vida.

Jesús Gabaldón Víllora



Busco a la joven que fui

y no la hallo.

Me miro en el espejo

y no me reconozco.

La vida me ha erosionado

-acaso las duras rocas

¿no terminan convertidas en arena con el tiempo?-.

Sí, tiempo… Todo es cuestión de tiempo.

Se vive la vida que no se quiere, como no se quiere,

se vive contra la propia vida, se vive hacia la muerte,

y en ese devenir se pierde

-oh trágica alquimia-

La esencia del propio ser

erosionada por la inclemencia de la vida.

La vida nos lleva por su cauce

y no podemos parar,

no existe la marcha atrás,

tampoco podemos cambiar de cauce.

Nos lleva la corriente y sólo podemos

seguir, seguir, seguir siempre hacia adelante.

 

Avelina Chinchilla Rodríguez
Soy médica de profesión (con la especialidad de microbiología clínica) y escritora por afición. He publicado en antologías de relato y poesía. En solitario tengo tres libros de poemas "El jardín secreto" y "Paisajes propios y extraños" y "10 horizontes para una tierra de versos", un libro de relatos "Y amanecerá otro día", una novela romántica "La luna en agosto" y una juvenil, "El inspector Tontinus y la nave alienígena", primera entrega de la saga Univero Belenus. Cada nuevo proyecto me llena ilusión me hace avanzar.
Avelina Chinchilla Rodríguez

Últimos post porAvelina Chinchilla Rodríguez (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario