Clica para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 5]

Nació el 27 de septiembre de 1871 en Nuoro, Italia. Sus escritos abordaban temas del amor, el dolor y la muerte. Fue una poderosa narradora de las emociones humanas. Su trabajo se ha recogido en varias ediciones que tienen traducción al español, como Cuentos de Cerdeña y otros CuentosCósima y dos tomos de sus Obras Recogidas (1958 y 1963).

De su trabajo la Academia señaló que le otorgaban el premio «por sus escritos de inspiración idealista, que con claridad plástica, representan la vida en su isla natal y con profundidad y simpatía trata los problemas humanos en general».

Empezó a destacar como escritora con algunos relatos que publicó la revista L’ultima moda. Su primera obra de éxito puede considerarse que fue En el azul (1890). Sus primeras obras oscilan entre la narrativa y la poética. De ellas destaca Paisajes sardos (1896). Tras casarse con Palmiro Madesani, funcionario del Ministerio de Finanzas al que conoce en Cagliari en octubre de 1899​, la escritora se traslada a Roma y tras la publicación de Almas honestas (1895) y de El viejo de la montaña (1900), además de sus colaboraciones en la revista La SardegnaPiccola rivista y Nuova Antologia, la crítica empieza a interesarse por sus obras.

En 1903 publica Elias Portolu que la consagra como escritora e inicia una buena serie de novelas y obras de teatro: Cenizas (1904), La hiedra (1906), Hasta el límite (1911), Colombi e Sparvieri (1912), Cañas al viento (1913), El incendio en el olivar (1918), El Dios de los vientos (1922). Cenizas fue también una película de 1916 interpretada por Eleanora Duse.

Su obra fue alabada por Luigi Capuana y Giovanni Verga además de por otros escritores más jóvenes como Enrico Thovez o Renato Serra. En Elías Portolu (1903) evoca la Cerdeña decadente de principios del siglo xx; su mundo es poético, pero primitivo y cerrado. La sociedad que describe es arcaica e inmovilista, y sus personajes aparecen dominados por extraños conceptos intransigentes y supersticiosos de la existencia humana, de una moralidad sumamente convencional. Falleció el 15 de agosto de 1936.

Imágen Fundación Nobel

 

Avatar
Quisiera presentarme, mi nombre es María Teresa Mateo, nací en Sabadell provincia de Barcelona allá por octubre de 1960, por lo tanto soy de signo Libra, dicen que el símbolo del equilibrio, dejémoslo ahí. Soy catalana hija de andaluces, de Córdoba concretamente. Nunca destaqué en ningún deporte, ni fui brillante en mis estudios, aunque en mi defensa debo decir, que creo ser la única criatura en el mundo, que hace pellas en clase para irse a leer a la biblioteca. Acabé mis estudios sin pena ni gloria, empecé a trabajar en el negocio familiar y nunca dejé de leer, ni un solo día, la lectura fue (y sigue siendo) mi pasión, hasta que empecé a escribir; Y empecé por casualidad, todo el mundo me incitaba a la locura, yo creí estar más cuerda que ellos, hasta que ganaron la batalla. Aparte de escribir y leer, hago otras cosas: Tengo un negocio de perfumería y estética, estoy casada, y tengo dos hijos.