0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

La mujer detrás de la ventana tenía una belleza triste.
Regaba cada mañana una pequeña planta que había dado sólo una flor.
No se atrevía a mirarme aunque siempre sospeché que sabía que la observaba.
Un día la flor amaneció aplastada por la tormenta nocturna. Al verla la mujer se llevó la mano a la boca y creí haber visto sus ojos anegados de repente.
Necesité abrazarla y con ese propósito me aventuré a llamar a su puerta.
Me abrió apenas pero fue suficiente para percibir el olor.
Días después de mi denuncia descubrieron los cadáveres ocultos en sus armarios.

 

Mario Pinto
Creo haber encontrado la más poderosa idea de ficción de mi vida: soy un escritor. Claro, falta desarrollarla. Mientras tanto escribo sobre lo que ignoro: las paradojas del tiempo, la naturaleza del amor, el alivio de las nostalgias.
Mario Pinto

Últimos post porMario Pinto (Ver todos)

Deja un comentario