Clica para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 4]

Era un hombre que escribía, que no cesaba de soñar; pero sus líneas se perdían en el tiempo y espacio, el mundo no le permitía brillar, le quebraba su pluma; cercenaba sus ideas. Pero él escribía para sí, para su universo; ese paralelismo que lo consumía. Cierto día desapareció, y entonces el mundo se hizo de sus letras resguardadas en cajones y servidores; su esencia se liberó y brilló; más su cuerpo nunca apareció, su gente le buscó y no le encontró, sólo su letra, dentro de la cual ahora vivía, sobre la que finalmente había logrado trascender.

Argumento
1
Creatividad y originalidad
1
Vocabulario
1
Corrección
1
Impacto o emoción
1
Juicio global
1
Promedio
 yasr-loader