1.00 Promedio (57% Puntuación) - 1 voto

El vértigo en el que raya el sol
sin presumir su fuego,
la tarde contigo, sin desamor
redención que construye apegos.
La caricia indecible e inédita
y su locura en delirio rotundo
el amor presente en la ausencia
absurdo que se pierde de profundo.
Un Caballo Verde contra la barbarie
arrebato en el umbral de su estampida
La poesía en pie de paz, contra la guerra
un relámpago vivificante
la llama que más quema
territorio íntimo, síntesis del alma entera
verso suelto amarrado a su destino
bala negra y perdida con blanco perfecto
trueno en el cieno, polvo que deja huella
insolencia que convoca a la esperanza
guerra incivil entre la víscera y la razón
ensayo insuperable del rencor eterno
esperpento de la insensatez que desconoce el perdón
relato postrero con epílogo enfermo
tesis infalible del dolor
disparate que las almas sustituyen por disparos
fábula de negrura y renuncia al descaro
desgarro de la palabra-luz
latidos desacompasados del corazón inerte
agujeros negros entre arritmias de conciencia
rimas ausentes en la página abatida y molesta
Vidaentreparéntesisforzadaporlamuerte.

Heredero anónimo de la herencia anímica de los Migueles (Cervantes, Unamuno, Hernández y Ahumada), aunque éste último era campesino resultó ser un padre sabio y mi "Arcángel" de la guarda. Precoz en el arte de salir adelante, aprendí a capotear temporales y empecé a trabajar a los 8 años, en múltiples tareas locales: Pastor, lustrador de zapatos, pizcador de algodón y un largo etcétera. A los 11 años ya era económicamente avieso, "autosuficiente", o al menos eso creía. Soy inmigrante en mi propio país, residente desde los 15 años en tierras lejanas a las que me vieron nacer y, en vez de “rayo”, tengo una "estrella que no cesa", casada conmigo, 3 hijos que son mi mayor orgullo. Benedittiano químicamente impuro, por Mario; quién más. Ingeniero Civil, con 3 especialidades de postgrado, en distintas disciplinas correlacionadas por diseño propio a mi profesión; amo la arquitectura, soy constructor por necesidad, convicción y por terco. Las letras son mi pasión, desayuno y ceno proyectos, de comida tomo agradecido todo lo que Dios pone en mi mesa, soy de carnes magras y huesos malagradecidos, Insomne antes que "soñador" y arreglo "mi" mundo un día sí y, el otro también. Autor de 5 libros de poesía, y una novela inédita, actualmente diseñador de Modelos de Gestión en Políticas Públicas, Asesor de gobiernos locales, con logros nacionales e internacionales, aporte aprendiz de los Derechos Humanos aún zurdos. Admirador incondicional de todos los que hacen y construyen con su letra, amante de la poesía musicalizada, pienso en verso y la rima me gobierna. Amigo dispuesto y solidario a carta cabal y eterna.

Últimos post porRuben Ahumada (Ver todos)

1.00 Promedio (57% Puntuación) - 1 voto

Deja un comentario