[Total:0    Promedio:0/5]

Me gusta la mansa coreografía del fuego,
las noches contigo amor. Y en la chimenea
se despliega el calor con que te envuelvo,
una copa de vino contribuye a la marea,
el deseo crepita como la resina y la brea.
Y crece entre los dos un vago sueño,
viene con olas y alas, a nuestro encuentro
un acicate de luz serio, para que crea.
¿Es la vida o es el fuego que campea?
Es mi pecho con verbena en su epicentro.

Es el alma que en tu vuelo se recrea,
son latidos que crecen en su intento,
voces vagas que vienen con el viento
a instalarse en lo parco de mi idea.
Yo te quiero amor para que seas
el suelo donde crece lo que siembro.
Un jardín que florece sin espineros
y puebla el desierto de mis penas,
con tardes rojas y besos de cena.
Y el fuego que campea si te tiento.

Ahora que tengo tu piel por alimento
y descuelgo del cielo las estrellas,
ruedan en tu pecho miles de ellas
entre lunas que crecen por mis besos.
Duermo con un verso bandolero
que despierta resuelto y sin querellas,
entre tanto escombro deja huellas
porque habita tu piel sin miramientos.
Ya no quedan gemidos, sólo alientos
para el fuego erguido en tu marea.

Avatar
Heredero anónimo de la herencia anímica de los Migueles (Cervantes, Unamuno, Hernández y Ahumada), aunque éste último era campesino resultó ser un padre sabio y mi "Arcángel" de la guarda. Precoz en el arte de salir adelante, aprendí a capotear temporales y empecé a trabajar a los 8 años, en múltiples tareas locales: Pastor, lustrador de zapatos, pizcador de algodón y un largo etcétera. A los 11 años ya era económicamente avieso, "autosuficiente", o al menos eso creía. Soy inmigrante en mi propio país, residente desde los 15 años en tierras lejanas a las que me vieron nacer y, en vez de “rayo”, tengo una "estrella que no cesa", casada conmigo, 3 hijos que son mi mayor orgullo. Benedittiano químicamente impuro, por Mario; quién más. Ingeniero Civil, con 3 especialidades de postgrado, en distintas disciplinas correlacionadas por diseño propio a mi profesión; amo la arquitectura, soy constructor por necesidad, convicción y por terco. Las letras son mi pasión, desayuno y ceno proyectos, de comida tomo agradecido todo lo que Dios pone en mi mesa, soy de carnes magras y huesos malagradecidos, Insomne antes que "soñador" y arreglo "mi" mundo un día sí y, el otro también. Autor de 5 libros de poesía, y una novela inédita, actualmente diseñador de Modelos de Gestión en Políticas Públicas, Asesor de gobiernos locales, con logros nacionales e internacionales, aporte aprendiz de los Derechos Humanos aún zurdos. Admirador incondicional de todos los que hacen y construyen con su letra, amante de la poesía musicalizada, pienso en verso y la rima me gobierna. Amigo dispuesto y solidario a carta cabal y eterna.
Avatar

Últimos post porRuben Ahumada (Ver todos)

A %d blogueros les gusta esto: