Clica para calificar esta entrada!
[Total: 2 Promedio: 5]

¿Asistir a un taller de escritura?

La duda que no debe existir

Todo el mundo sabe que un taller de escritura narrativa puede impulsar y potenciar a un nuevo escritor. Cada día hay más personas que lo comprenden y se apuntan. ¿Revisamos juntos los posibles motivos?

  • Si tienes talento será bueno que asistas a un taller de escritura.

En general, si eres bueno en algo, ya sea pintar, jugar al tenis o cantar, siempre te ayudará tratar de aprender, de saber más, de someterte a cierta disciplina de trabajos y ejercicios y estar en contacto con otras personas y ver de qué modo progresas con ellos. Parece obvio.

  • Aunque creas no tener talento, también será positivo que asistas a un taller de escritura.

Para empezar es posible que sí tengas ese talento, que recibas los estímulos apropiados, que descubras nuevas inquietudes y que aprendas lo suficiente como para elevar el techo de tus expectativas literarias. en un mundo en el que, nos guste o no, no siempre ganan los mejores, sino los más comerciales… Nadie tiene por qué tirar la toalla. Quizá no te valdrán de mucho una serie de videos, pero bien puedes encontrar, en un taller en vivo, esa persona capaz de abrir tus ojos y tu alma y servirte de coach de escritura.

  • Piensas que si Cervantes no fue a un taller literario no tiene por qué hacerte falta a ti que no pretendes escribir el Quijote.

Y estás muy equivocado. Los grandes autores suelen tener una cultura enorme. Cultura que hoy día no se consigue con una educación corriente en nuestro país. Mira cuantos autores clásicos sabían latín y griego y cuánto tiempo se dedicaba a estudiar a los clásicos en nuestro siglo de oro. Vivimos en una época anómala culturalmente. Hoy día se hace negocio con tu incultura. Se te somete a una telebasura infame, a juegos violentos y obsesivos. Quieren de ti que seas una zafia o un patán. Con estos mimbres… ¿Qué nos vas a contar? No es imprescindible, pero… créeme, te lo digo de corazón. No nos sobra nada a nadie. No te van a enseñar a los clásicos en un taller, no es el lugar, pero a nivel práctico te cultivarás un poco más.

  • Un taller literario te ayuda a descubrir qué es lo que realmente quieres decir.

No es fácil saberlo. Durante mucho tiempo, el escribidor se limita a soñar, imaginar, inventar. Pueden pasar años hasta que descubres de qué hablas sin darte cuenta en tus escritos. En un buen taller te enseñan a descubrir tu tema. ¡Ah! Sin confundirlo con psicoanalizarte, porque eso no tiene nada que ver. Se trata de hacer un viaje al centro de ti.

  • Un taller de escritura narrativa te hará llegar mucho antes a las cumbres a donde quieres llegar.

Para que esto ocurra, tu taller debe respetar tu libertad, estilo,  manera de ser, tu identidad. Su misión no es decirte como debes hacer las cosas, sino cómo descubrirlo. Pero llegarás antes, eso es seguro.

  • Un buen taller de escritura es de las cosas que más pueden llegar a llenar tu vida.

De por sí, escribir no es una afición cualquiera, como coleccionar monedas, o jugar con naipes. Si leer añade más vidas a tu vida…. ¿cuánto aporta escribir? Ver tu imaginación plasmada de modo tangible, mejorado. Escribir además ayuda a pensar bien. Entonces, si a eso añades un conductor de taller que realmente te sepa motivar, que te haga notar cómo aprendes y progresas… El resultado es diversión, alegría, sensación de plenitud, de hacer algo significativo.

Conclusión

Un taller de escritura narrativa tiene sentido y además, da sentido. No pierdas más tiempo y apúntate ya.

Enrique Brossa

Taller de escritura  Enrique Brossa

Enrique Brossa

https://www.facebook.com/enriquebrossa1/