4.00 Promedio (85% Puntuación) - 1 voto

Están llegando informes sobre la muerte de los libros tradicionales muy exagerados. En parte es debido al éxito de la publicación bajo demanda y otras innovaciones digitales.

No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos, cuando nos falla la Wifi, entonces es cuando echamos mano del libro impreso, menudo alivio tener algo que leer que no tenga que estar necesariamente enchufado a una batería. Ahí es cuando entra en escena el noble arte del libro encuadernado a mano, un arte en desuso y casi extinguido

Confeccionar un libro a mano requiere un esfuerzo y mucha tranquilidad, aunque seguramente sea algo mayor que la documentación silenciosa de los V&A, una elección inusual de cierto segmento de la población por los vídeos artesanales y bien editados en los que la música juega un gran papel. El usuario de You Tube, Kraftsman Sheng, ha puesto música “Softly As I Leave You” del pianista Roger Williams,  al vídeo que muestra un excelente trabajo de realización de un libro encuadernado manualmente; como antaño se hacían estas cosas, con mucha paciencia y amor por el trabajo bien realizado.

La elección de la música es poco convencional, todo el mundo pensaría que algo barroco casaría mejor con este modo meticuloso de plegado, corte y encuadernación, pero en realidad es perfecta para la ocasión.

Así que podemos afirmar con rotundidad que “La impresión no está muerta”

 

Quisiera presentarme, mi nombre es María Teresa Mateo, nací en Sabadell provincia de Barcelona allá por octubre de 1960, por lo tanto soy de signo Libra, dicen que el símbolo del equilibrio, dejémoslo ahí. Soy catalana hija de andaluces, de Córdoba concretamente. Nunca destaqué en ningún deporte, ni fui brillante en mis estudios, aunque en mi defensa debo decir, que creo ser la única criatura en el mundo, que hace pellas en clase para irse a leer a la biblioteca. Acabé mis estudios sin pena ni gloria, empecé a trabajar en el negocio familiar y nunca dejé de leer, ni un solo día, la lectura fue (y sigue siendo) mi pasión, hasta que empecé a escribir; Y empecé por casualidad, todo el mundo me incitaba a la locura, yo creí estar más cuerda que ellos, hasta que ganaron la batalla. Aparte de escribir y leer, hago otras cosas: Tengo un negocio de perfumería y estética, estoy casada, y tengo dos hijos.
4.00 Promedio (85% Puntuación) - 1 voto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.