4.94 Promedio (98% Puntuación) - 18 Votos

La investigación de los científicos había resultado infructuosa y había dado solo satisfacciones irrisorias en cantidades sustanciales.

Las últimas reservas de ganado estaban escondidas en los meandros de la selva amazónica, pero habría sido una misión suicida tratar de recuperarlas.

El saqueo estuvo a la orden del día. Tiendas, hospitales y supermercados fueron saqueados por multitudes hambrientas e hidrófobas.

La ONU decidió convocar una reunión extraordinaria para redactar un programa de rescate.

Después de un comienzo prometedor, los participantes, inadecuados y no muy diplomáticos, fueron superados por el miedo y comenzaron a insultar y lanzar a sus contrapartes todo lo que tenían a la mano: bolígrafos, encendedores, etc.

— Orden —el Presidente del Comité ladró con sus ojos saltando — Parece que esta no es la manera de comportarse. Estamos hablando de la salvación de nuestra especie —
— No hay nada más que hacer —murmuró alguien, aunque parecía mas un gemido — debemos darnos un tiro en la cabeza —

No perdió el tiempo en otra ronda de debates, sacó una pistola de la cintura de los pantalones, apuntó el cañón en el medio de su frente y … ¡Bang!

Durante unos segundos reinó el silencio, los ojos muy abiertos y las lenguas colgando.

El presidente saltó hacia la puerta del pasillo, abriéndola de par en par.

— A la mierda todo —gritó al ver a los primeros corriendo hacia el cadáver. Caminó cojeando hacia su oficina. Se sentó en su escritorio y maldijo el día en que se infectó. Había hecho todo, pero no pudo evitarlo, los muertos vivientes se extinguirían: eran demasiado estúpidos y demasiado lentos.

Se quitó el guante de la mano derecha y se miró con dolor el pulgar, el único que quedaba. Se relamió los labios.

Lo mordió y lo destrozó, calmando parcialmente sus calambres estomacales.

Avatar
Hugo Luque (Lima, Perú, 1975), me forme como Arquitecto en la Universidad Nacional de Ingeniería. Vivo de mi habilidad para crear espacios, pero aun así, necesito de escapes para no morir en el intento. Me considero un crafter, tengo una marca de accesorios macabros llamada Morbid Factory. Lo de escribir se dio desde hace muchos años, me imagino que es una extrapolación de todo lo que hago, y todo lo que no puedo demostrar con mis manos. Me gusta mucho la literatura de horror. Sin caer en un cliché, me gusta la temática Z. Dentro de otras corrientes literarias, me gusta el realismo fantástico, pero con una dosis muy alta de underground.
Avatar

Últimos post porHugo Luque (Ver todos)

4.94 Promedio (98% Puntuación) - 18 Votos
A %d blogueros les gusta esto: