5.00 Promedio (94% Puntuación) - 1 voto

Tendrías que leer mis vísceras para entender por qué,
te quiero sin remedio,
por qué te abrazo y me abraso en medio del incendio,
por qué duele y no tiene respuesta mi ¿por qué?…
Si el corazón palpita o vibra ya no sé,
sólo sé que es un palomar en éxodo, grave y bello.
¿Por qué mi verbo se volvió grave y serio?
Si las lunas mudas transfiguran el misterio.
Y las musas clandestinas empujan siempre al fuego.
No es mi verdad, es según los griegos:
Si lees mis vísceras, entenderás mi futuro…
Y seguro sabrás, que no estoy muerto,
¡ábreme el pecho!
verás que palpita, te guarda, te aprende y te lleva dentro.
Nigromante que platica sin rescoldos con los muertos,
con la labia y el credo de los viejos.
¡Ábreme más adentro!
No te entretengas si topas con un lamento,
sigue hurgando en mis entrañas;
territorio inédito, insolente, insano, seco,
busca en sus recodos violetas y dolientes,
el verde que florece de contento,
entre venas de rojo estrepitoso, en sino turbulento, insurrecto,
el fluir de la vida; inconcluso, imperfecto,
un espíritu luchando entre ríos de cieno,
desfachatado, impasible, atrevido, sereno,
enemigo del frío, diletante al vuelo.
Nigromante, que dimite de la muerte y sus entuertos.
Y muestra sus vísceras confesas en los versos.

Avatar
Heredero anónimo de la herencia anímica de los Migueles (Cervantes, Unamuno, Hernández y Ahumada), aunque éste último era campesino resultó ser un padre sabio y mi "Arcángel" de la guarda. Precoz en el arte de salir adelante, aprendí a capotear temporales y empecé a trabajar a los 8 años, en múltiples tareas locales: Pastor, lustrador de zapatos, pizcador de algodón y un largo etcétera. A los 11 años ya era económicamente avieso, "autosuficiente", o al menos eso creía. Soy inmigrante en mi propio país, residente desde los 15 años en tierras lejanas a las que me vieron nacer y, en vez de “rayo”, tengo una "estrella que no cesa", casada conmigo, 3 hijos que son mi mayor orgullo. Benedittiano químicamente impuro, por Mario; quién más. Ingeniero Civil, con 3 especialidades de postgrado, en distintas disciplinas correlacionadas por diseño propio a mi profesión; amo la arquitectura, soy constructor por necesidad, convicción y por terco. Las letras son mi pasión, desayuno y ceno proyectos, de comida tomo agradecido todo lo que Dios pone en mi mesa, soy de carnes magras y huesos malagradecidos, Insomne antes que "soñador" y arreglo "mi" mundo un día sí y, el otro también. Autor de 5 libros de poesía, y una novela inédita, actualmente diseñador de Modelos de Gestión en Políticas Públicas, Asesor de gobiernos locales, con logros nacionales e internacionales, aporte aprendiz de los Derechos Humanos aún zurdos. Admirador incondicional de todos los que hacen y construyen con su letra, amante de la poesía musicalizada, pienso en verso y la rima me gobierna. Amigo dispuesto y solidario a carta cabal y eterna.
Avatar

Últimos post porRuben Ahumada (Ver todos)

5.00 Promedio (94% Puntuación) - 1 voto
A %d blogueros les gusta esto: