0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Las autoras españolas están vacunadas contra el casticismo

Las autoras dan protagonismo a las mujeres, como Alicia Giménez Bartlet o más recientemente Dolores Redondo.

Es la propia Bartlett la primera en romper con todo esto con su Petra Delicado, una inspectora de policía destinada en Barcelona, que apareció por primera vez en la novela Ritos de muerte (1996). «Su construcción vino de mi deseo de crear una mujer que tuviera categoría de protagonista en un género donde los estereotipos femeninos son tan lamentables y, sobre todo, tan secundarios. Sin embargo, la aspiración era crear un buen personaje, no otro estereotipo». nos dice la autora.

Más recientemente tenemos otra autora Dolores Redondo que con su Trilogía del Baztan nos acerca a una inspectora de homicidios llamada amaia Salazar, una mujer con todos los defectos y problemas de las mujeres de hoy, mujeres que reflejan carácter y los recursos de las mujeres españolas, tratan de una forma muy significativa el valor humano logrando una evolución verosímil a lo largo del tiempo

Quisiera presentarme, mi nombre es María Teresa Mateo, nací en Sabadell provincia de Barcelona allá por octubre de 1960, por lo tanto soy de signo Libra, dicen que el símbolo del equilibrio, dejémoslo ahí. Soy catalana hija de andaluces, de Córdoba concretamente. Nunca destaqué en ningún deporte, ni fui brillante en mis estudios, aunque en mi defensa debo decir, que creo ser la única criatura en el mundo, que hace pellas en clase para irse a leer a la biblioteca. Acabé mis estudios sin pena ni gloria, empecé a trabajar en el negocio familiar y nunca dejé de leer, ni un solo día, la lectura fue (y sigue siendo) mi pasión, hasta que empecé a escribir; Y empecé por casualidad, todo el mundo me incitaba a la locura, yo creí estar más cuerda que ellos, hasta que ganaron la batalla. Aparte de escribir y leer, hago otras cosas: Tengo un negocio de perfumería y estética, estoy casada, y tengo dos hijos.
0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Comentarios

Deja un comentario