[Total:1    Promedio:5/5]

En cuanto Natalia les contó a sus padres la decisión que había tomado, estos sabían muy bien contra quien arremeter su rabia.

-Ha sido esa profesora tuya, ¿no? Amalia. Esa es la que te ha comido la cabeza. Siempre lo ha hecho, pues se va enterar.

Las broncas le llovieron a Amalia por todos lados, no solo los padres: la jefatura de estudios, la dirección, los padres de los demás alumnos, aunque no todos, las redes sociales…. El caso llegó a Inspección, que poco o nada podía hacer pues había sido decisión de la alumna que, además, ya era mayor de edad.

-¿Pero es que no te das cuenta de lo que has hecho?- continuaban los padres sin querer cerrar la discusión- ¿No te das cuenta del prestigio que supone estudiar con esa beca?

Natalia insistía en que eso era lo de menos, que ella era, por encima de todo, una buena persona y que eso era lo que tenían que valorar ellos. No hubo manera de convencerles de la bondad de su acto. Había renunciado a la beca de excelencia para que así recayera en la siguiente nota más brillante, otra alumna de su clase que no tenía sus recursos económicos y que, de otra manera, no hubiera podido ir a la universidad.

Amalia, por supuesto, continuó en su puesto de profesora y cuando, años más tarde, volvió a encontrarse con un alumno superdotado le dijo exactamente lo mismo que le había dicho a Natalia: no importa lo genio que seas, lo importante es que tengas buen corazón.

Carlos Roncero
Tengo dos grandes vocaciones, la enseñanza y la escritura. Como escritor he publicado cinco novelas: Clara dice, Los trenes perdidos, Mis ojos llenos de ti, Entre el esperpento y el escalofrío, y la Extraordinaria historia de Juan Barreto. En los próximos meses publicaré dos novelas más. Me gusta abarcar todos los géneros, desde la novela negra hasta la ciencia ficción, pasando por la comedia romántica. Mi novela más conocida es Clara dice, que, poco a poco, se ha ido haciendo un hueco en las redes, en los hogares y en los centros escolares, porque, sin ser una novela juvenil, gusta mucho a los adolescentes al tratar de los peligros de internet. Esto ha hecho que le novela sea lectura en muchos centros de España en tercero o cuarto de la ESO.
Carlos Roncero

Últimos post porCarlos Roncero (Ver todos)

A %d blogueros les gusta esto: