Página oscura
Memoria inculta
delfín de un Dios pagano
aprendiz de Agustín de Hipona
bien haya el alma de Erasmo en venta
a la postre de una filosofía pedestre
pálida como una lápida
parda hasta que no arda
triste como una bruma
lastre con el fuego en ristre
una historia añeja con espuma
turbia de placeres mundanos
remedo crónico de los Borgia
lascivia mustia en los funerales
cónclaves y rituales sin santidad
maroma inversa de Roma.
Al fin, luz de un verso en los arrabales
Miguel Ángel celestial
Rafael de los terrenales
añoranzas en cerebro pírrico
Velásquez fascinante
Dante gótico
Maquiavelo cínico
Fernando el católico
perorata a salto de mata,
“dulces MUSAS de Aragón
caricias de este corazón…”
Cúmulos barrocos del desparpajo
cirros fríos del despropósito
estratos lívidos y rojizos
cielo pertinaz de la insolencia
fecundo hábito de los delirios
horizonte más allá del desamparo
azul, profuso, sueños del viejo mediterráneo
canción impostergable sin despojos de abril
tardo, insolente y persuasivo ardor juvenil
episodio vago de una fábula inédita.

Heredero anónimo de la herencia anímica de los Migueles (Cervantes, Unamuno, Hernández y Ahumada), aunque éste último era campesino resultó ser un padre sabio y mi "Arcángel" de la guarda. Precoz en el arte de salir adelante, aprendí a capotear temporales y empecé a trabajar a los 8 años, en múltiples tareas locales: Pastor, lustrador de zapatos, pizcador de algodón y un largo etcétera. A los 11 años ya era económicamente avieso, "autosuficiente", o al menos eso creía. Soy inmigrante en mi propio país, residente desde los 15 años en tierras lejanas a las que me vieron nacer y, en vez de “rayo”, tengo una "estrella que no cesa", casada conmigo, 3 hijos que son mi mayor orgullo. Benedittiano químicamente impuro, por Mario; quién más. Ingeniero Civil, con 3 especialidades de postgrado, en distintas disciplinas correlacionadas por diseño propio a mi profesión; amo la arquitectura, soy constructor por necesidad, convicción y por terco. Las letras son mi pasión, desayuno y ceno proyectos, de comida tomo agradecido todo lo que Dios pone en mi mesa, soy de carnes magras y huesos malagradecidos, Insomne antes que "soñador" y arreglo "mi" mundo un día sí y, el otro también. Autor de 5 libros de poesía, y una novela inédita, actualmente diseñador de Modelos de Gestión en Políticas Públicas, Asesor de gobiernos locales, con logros nacionales e internacionales, aporte aprendiz de los Derechos Humanos aún zurdos. Admirador incondicional de todos los que hacen y construyen con su letra, amante de la poesía musicalizada, pienso en verso y la rima me gobierna. Amigo dispuesto y solidario a carta cabal y eterna.

Últimos post porRuben Ahumada (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario