Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Éste cuerpo anémico de versos
tirita de frío al borde del delirio,
añora letras de las horas contigo
y poemas zurcidos con tus besos.

Éste tiempo alérgico a lo bueno
palidece de fiebre en el alma,
yace bajo Vértigos del Subsuelo.
Y se plaga de certezas y alarmas.

Ésta página abierta a los desvelos
se despereza entre fuegos ralos,
busca candela entre libros viejos.

Éste acopio de pájaros al vuelo,
pretendiente de empeños vagos
puebla tu vientre con sus sueños.