0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

El metro suena cerca y la gente corre desbocada para no perderlo. En el borde de las escaleras una madre joven se esfuerza en coger el pesado carrito de bebé a pulso. La gente la adelanta por los costados sin verla.
Voy más lenta, pues arrastro una lesión agravada por cumplir una promesa, pero decido que es mejor perder el metro. Mejor la bondad que la prisa. Bajamos el carrito y aún cogemos el convoy. Me sonríe y me da las gracias. No tiene importancia, hice lo debido, por eso duele tanto que quien te importa se olvide de ti.

[inbound_forms id=”2084″ name=”Apúntate al taller de novela y relatos online”]

luisa

Últimos post porluisa (Ver todos)

0.00 Promedio (0% Puntuación) - 0 Votos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.