Clica para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Eres tan sensible que al ver acercar mi mano, te escondes. Eres igual que un diminuto ser que se cubre por miedo.
Deja que te acaricie, viendo cuando estoy contigo y con el simple roce de mi piel te excitas, deduzco que quedas impresionado, y no dudo en pensar cuando te besan con lujuria.
Déjame que te diga, pero atiende, eres mi mejor amigo y yo te entiendo, sé dónde poner mis dedos para darte placer, con ese arte se nace. No tienes rivales, ni comparaciones perfectas superan lo que siento contigo.
Te digo que es de vértigo al llegar al orgasmo contigo. Sensaciones mil emanan de mi cuerpo, y erguido, vanaglorias el instante, ese minuto, que en ocasiones quisiéramos que fuese interminable.
Con sensualidad te digo, mi amigo incansable, compañero de mi impaciencia morbosa, de momentos de clímax desbordantes, no tienes edad.
Nos conocemos desde siempre, siempre hemos coincidido es esos períodos en los que la soledad íntima nos llena de gemidos sordos.
A ti a mi pequeño apéndice de deleite y complacencia, a ti te digo que me hagas vibrar de ardor, explotando mi satisfacción siempre al máximo.
Adelina GN