3.67 Promedio (79% Puntuación) - 3 Votos

Semillas germinaron dentro de mí,

arraigaron en mis entrañas,

se animaron, cobraron vida,

entidad propia;

y a nuestra imagen y semejanza,

se transformaron en promesas de futuro,

palpables, reales y cotidianas.

Tan fácil, tan increíble.

¡Qué gran milagro!

Repetido siempre hasta el infinito

pero, siempre, sorprendente.

¿Hay algo qué nos acerque más

a los dioses que el ser padres?

Sin embargo, a pesar de ser capaces

de crear vida a partir de nuestra vida,

no somos capaces de mover los hilos.

 

Avelina Chinchilla Rodríguez
Soy médica de profesión (con la especialidad de microbiología clínica) y escritora por afición. He publicado en antologías de relato y poesía. En solitariotengo dos libros de poemas "El jardín secreto" y "Paisajes propios y extraños", un libro de realtos "Y amanecerá otro día" y una novela "La luna en agosto". Cada nuevo proyecto me llena ilusión me hace avanzar.
Avelina Chinchilla Rodríguez

Últimos post porAvelina Chinchilla Rodríguez (Ver todos)

Open modal